Mexico #1 Cancún, Quintana Roo

19 Julio Adiós Cuba. Hola Quintana Roo

La espera en el aeropuerto de la habana se hace corta mientras acompaño con un Americano mi lectura de Historia de Cuba, un libro que he comprado para conocer la historia del país que dejo. La verdad es que de no haber visitado el país dudo mucho que me hubiera interesado en leer un libro, así que estoy contento. Parece que las ganas de saber son mi pretexto para leer por fin.

El vuelo dura 1 hora y pasa muy rápido. No es nada para lo que llevo recorrido.

Cuando aterrizo en México busco en el mismo aeropuerto y cambio algo de efectivo para contratar el autobús que me llevará a Playa del Carmen.

Nada mas bajar en la misma playa una hora después busco algo de wifi para tranquilizar a mi familia y con mochilas a la espalda empiezo a buscar donde alojarme. Miro varios hostels hasta que el 3B, en la calle paralela a la 5 avenida me convence del todo. Unos 15 € la noche con desayuno, taquilla grande y aire acondicionado en habitación compartida de 6, donde me encuentro mas tarde con mis compañeros de habitación: 3 austriacos.

Hostel 3B. Playa del Carmen, México

Salgo a comer unas arepas 100% latinas y vuelvo al hostel. La tarde la paso en el gran centro comercial que esta enfrente del hotel y hablando con mi familia hasta que salgo un rato para reservar mi buceo en Cozumel (30 €) y mi día en Tulum, Coba y Playa paraíso (60 €) Hace mal tiempo, como siempre a estas horas en esta época del año, así  que no apetece otra cosa.

Ya por la noche salgo a cenar y acabo, como a mi me gusta, en un street food mexicano donde después de muchas vueltas acabo disfrutando de los sabores de México en una increíble Gringa por 40 pesos que acompaño de un vaso de fruta y un agua natural de limón (una especie de limonada, aunque también las hay de mango, horchata y otras frutas)

La noche es frenética en Playa del carmen. Cientos de turistas entre los que, aunque no me guste reconocerlo, me incluyo recorren la quinta avenida y sus decenas de tiendas, restaurantes, heladerías y puestos de comida de lo mas llamativo. Sandwiches de helado de cookies, churros de kinder bueno y toda una oferta gastronómica de lo menos saludable.

De vuelta al 3B y ya en la habitación aparece mi compañero austriaco para invitarme a una cerveza con los demás en la terraza. En el 3B siempre hay eventos y fiestas, es fácil Mi noche acaba siendo lo que se espera de una noche de mochilero: un paseo, música en directo, cervezas y gente de todas partes del mundo compartiendo sus historias y sus ganas de conocer el mundo.

 20 Julio Cozumel con paisanos valencianos
Hoy toca hacer snorkel en Cozumel, así que me levanto pronto, desayuno en la terraza con mi compañero de habitación que hoy parte hacia Cuba e intercambiamos curiosidades y consejos de nuestros destinos mas inmediatos. Cuando bajo a la habitación están las chicas y les convenzo para que me acompañen a Cozumel, así que se preparan, las llevo a comprar los tickets y cogemos el ferry de las 10 para estar en el muelle a las 11, la hora a la que empieza la actividad.

El ferry se retrasa y cuando atraca me despido y salgo corriendo hacia el muelle. Por suerte los mejicanos no viven con mucha prisa así que cuando llego aun tengo que esperar un rato hasta que nos montamos en la lancha que nos lleva a los arrecifes.

Lo mejor de mi día llega en acabar la actividad cuando conozco a Mario y Mati, una increíble pareja de valencianos con los que me siento a comer y a compartir. Mati es como yo: un culo de mal asiento y Mario es Mario Vidal, el dueño de papas Vidal, un nombre que le reconozco me suena bastante. La comida se hace increíblemente agradable entre risas, historias, tuteo y reflexiones sobre la vida.

Cuando terminamos insisten en invitarme y hacemos tiempo en un parque hasta que nos despedimos en la cola del ferry de las 4 hacia playa del carmen.

No parece fácil que volvamos a juntarnos, amenos en Cancún. Ellos están en un resort cerca de Tulum y mis días en la península están “casi milimetricamente” planificados. Estas amistades y encuentros casuales son los que enriquecen los viajes y alientan el espíritu del viajero.

Por la tarde descanso en la piscina del hotel y por la noche salgo a cenar con mis Yolanda y Jefskenia, mis compañeras suizas de habitación y por fin la conversación se alarga mas allá del Hello y del good morning. Es adorable ver como no se cortan en comer todo lo que les ponen (y doy fe que es bastante) La cena nos da para conocernos algo mas pero estamos cansados del buceo así que quedamos en que mañana por la noche empezaremos con el tequila. Las dos son increíblemente simpáticas y buenas pero Yolanda tiene algo que enamora y me tiene loco.

 

21 Julio Ruinas mayas, playas paradisíacas y vida entre latinos

Hoy me despierto a las 7. La furgoneta pasa a recogerme a las 7:30 para visitar Tulum, Coba y Playa Paraíso. Como no preparan el desayuno hasta las 8 salgo a comprar un vaso gigante de fruta con yogur y granola por 30 pesos (aprox. 1’5€)

Durante los trayectos y las paradas conozco un poco a mis compañeros de viaje, sobretodo a Marcela y Carlos de Cali y Medellin, Colombia. Con ellos hablamos de la mala prensa que tiene Colombia y me explican el desprecio del colombiano hacia la figura de Pablo escobar y algunas otras curiosidades sobre su país. También conozco a Jorge y ,una simpática pareja de Chihuahua que me acoge con cierto espíritu paternalista e insiste en hacerme una foto para enseñársela a su hija. Hablo de mi viaje a Tailandia con dos chicas Colombianas y comparto también alguna conversación con un peruano que nadie sabe como se llama aunque todos acabamos llamándolo Peru.

Después de Playa paraíso nos acercamos a una tienda local de artículos mayas y a ver a un Chaman.

Cuando vuelvo al hostel después de todo el día fuera me dicen en recepción que me tienen que cambiar de habitación porque no avisé de que me quedaba mas de una noche y donde duermo está reservada para varios días, así que recojo mis cosas y me traslado. Mis nuevos compañeros son un grupo genial de colombianos.

Por la noche nos juntamos varios del Hostel y hacemos tiempo bebiendo y hablando hasta que se hacen las 12:00. Es hora de ir a ver como está la fiesta en Playa el Carmen. Vamos a la Vaquita y gracias a algunos contactos de los colombianos pasamos sin pagar. Allí se me hacen las 3 bailando hasta que duelen los pies. Estoy demasiado cansado después de un día entero fuera como para que el cuerpo aguante más

21072017-_DSC621721072017-_DSC620121072017-_DSC621121072017-_DSC624321072017-_DSC624821072017-_DSC626421072017-_DSC627621072017-_DSC629621072017-_DSC631221072017-_DSC631321072017-_DSC6318

2 Replies to “Mexico #1 Cancún, Quintana Roo”

Deja un comentario