Los portadores

Dejadme que os ponga en antecedente. Que os hable de mi. De nosotros. De lo particulares que son y de cómo sobrevivien los llamados portadores de rubíes.  Sucede algo curioso con los corazones extremadamente frágiles. Los más puros e inocentes. Los que siguen creyendo después de tantas decepciones y vuelven a darse el capricho y a asumir el riesgo.

Sucede que, cuando alguien los hiere en lo más profundo, y después de una pequeña implosión exteriorizada en forma de llanto, sus contadores vuelve a cero. Únicamente de esta manera consiguen sobrevivir ellos y sus portadores.

Sucede también que la persona que forzó su autodestrucción queda desterrada en un lugar de la memoria tan profundo como el dolor que causó su marcha, y sus recuerdos blindados contra cualquier posible recaída.

Así es como renacen y consiguen latir por otro alguien con la misma fuerza.

De averiarse sus contadores con el oxidante recuerdo y la nostalgia de aquella felicidad pocas probabilidades tendrían sus sentimentales dueños, pues de su programado reinicio depende su supervivencia y dolorosa existencia.

Delicados portadores. Hermosas gemas color escarlata.

3 Replies to “Los portadores”

  1. No puedo parar de releer el nuevo post. Cada vez que lo veo me identifico más y ese cariño con el que está escrito….
    Aun que llega un momento en el que el rubie es tan frágil que no se fía y no puede volver a poner el contador en marcha😘

  2. Pues vuelve a engrasarlo y rodéate solo de los que no lo hagan volver a reiniciarse 😉

  3. Cómo has conseguido describir esto..?? Acaso eres tú otro portador de rubíes ..?? Imagino que sí…porque esto es demasiado puro…muy real..
    Yo me considero uno de ellos…la diferencia es qye con los años mi contador ya no confía tanto como antes…pero sigue siendo tan inocente como el primer día ♥️

Deja un comentario