Sus labios

Como se ama a primera vista el rincón que se descubre por accidente y se transforma en paraíso y santuario privado e íntimo también pueden hacerlo dos personas tras un primer contacto. Yo mismo he podido experimentar esa fuerza, desconocida por muchos, luchar desesperada con mayor intensidad que la pura atracción física y con una misma dirección y destino:

sus labios

Publicado por Sergio Alcarazo

Profesor. Adicto a la cocina y a viajar. Escritor ocasional y aficionado a la fotografía.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: