Solías 

Solías decir lo poco que te gustaban las cosas fabricadas en serie y como disfrutabas paseando sabiéndote completamente libre de ir a cualquier parte. Me encantaban esas tardes en que reflexionábamos sobre la poca personalidad de la gente, sobre lo simples y conformistas que son y que todo el mundo parecia una copia barata deSigue leyendo «Solías «

Ella vive al otro lado

Enfrente. A unos pocos pasos. Siete como mucho Como cada mañana nuestro rellano sirve de pasillo y convierte en una sola su casa y la mía. Recién despierto en medio del fragor de aquellas frenéticas mañanas me lavo la cara y me aseo lo justo para vestirme y coger las cosas del colegio que unSigue leyendo «Ella vive al otro lado»

A %d blogueros les gusta esto: